La singular "grúa voladora" toma forma en Connecticut

El único Sikorsky S-60 'Flying Crane' ha entrado en su 12º año de restauración

El único Sikorsky S-60 'Flying Crane' ha entrado en su duodécimo año de restauración en el Connecticut Air and Space Center (CASC) de Stratford, Connecticut. Tras sufrir un accidente el 3 de abril de 1961, los restos de este inusual prototipo fueron donados al Museo del Aire de Nueva Inglaterra y, en 2010, transferidos a los expertos voluntarios del CASC.

El S-60, que voló por primera vez en 1959, fue un helicóptero conceptual que finalmente dio lugar al CH-54/S-64 Skycrane. "El S-60 era importante", afirma el director del proyecto, Bill Fickes. "Fue el último diseño en el que participó plenamente Igor Sikorsky, y es una de las restauraciones más extensas y difíciles que se han llevado a cabo".

La cabina y el brazo de cola están ya casi terminados, y el equipo se dedica ahora a reconstruir la sección central del aparato, que quedó en gran parte destruida en el accidente. Se ha conseguido una sección central de reemplazo para el CH-37/S-56. El reto es que cada uno de los cuatro accesorios de fijación de la viga principal tendrá que desplazarse 16 pulgadas hacia el interior para acomodar la cabina y la pluma de cola del S-60, que son más estrechas. Cuando el proyecto esté terminado, el S-60 será una llamativa pieza central en el CASC. GRACIAS A JERRY O'NEILL

The Sikorsky S-60 ‘Flying Crane’ laid out during the CASC’s successful Helicopter Weekend earlier this year
The Sikorsky S-60 ‘Flying Crane’ laid out during the CASC’s successful Helicopter Weekend earlier this year JERRY O’NEILL