Avanza la apuesta por los vuelos sin emisiones de carbono en Scilly

Tres empresas han firmado una carta de intenciones para llevar los vuelos impulsados por hidrógeno a las Islas Scilly del Reino Unido.

Britten-Norman, Cranfield Aerospace Solutions (CAeS) y The Isles of Scilly Steamship Group (ISSG) han acordado trabajar juntos para hacer realidad esta visión.

Aprovechando la experiencia de Britten-Norman como fabricante de equipos originales del avión de corto recorrido Islander, CAeS lidera la colaboración en el marco del Proyecto Fresson con vistas a integrar la tecnología de pilas de combustible de hidrógeno en el avión.

ISSG, operador a largo plazo del Islander, ha vendido uno de sus aviones a CAeS para que lo adapte. La empresa seguirá apoyando el proyecto Fresson aportando la experiencia adquirida en sus propias operaciones y su conocimiento de los requisitos de infraestructura.

Paul Hutton, director general de CAeS, dijo: "Es increíblemente importante para el futuro de nuestro planeta que ofrezcamos aviones libres de emisiones y estoy encantado de ver el compromiso del Isles of Scilly Steamship Group con este resultado. Animo a las compañías aéreas de todos los tamaños a que se pongan en contacto con nosotros para saber cómo estos aviones pueden formar parte de su futuro".

La opción de la pila de combustible de hidrógeno-eléctrica proporciona a los operadores una mayor flexibilidad y una mayor carga de pasajeros. También mejora el resultado final gracias a una reducción potencial del 50% en el coste de mantenimiento del tren motriz y una reducción del 40-50% en los costes variables.

El hidrógeno verde puede producirse localmente utilizando energía renovable. Los tiempos de cambio entre sectores son similares a los que se consiguen con los combustibles fósiles, lo que hace que las operaciones sean más resistentes.