Bahréin recibirá simuladores para la nueva flota de F-16

Bahréin recibirá simuladores de F-16 producidos por Lockheed Martin para entrenar a los pilotos en misiones de defensa nacional en virtud de un nuevo acuerdo. Bahréin fue el primer país de la región del Golfo en adquirir el F-16 y el primero del mundo en adquirir el F-16 Block 70.

Desde 2001, pilotos de 16 países se han entrenado con los sistemas de formación del F-16 de Lockheed Martin, y la empresa también proporciona formación sobre el mantenimiento de los aviones en todo el mundo. Bahréin acabará disponiendo de una flota de 16 cazas F-16 Block 70.

Image of an F-16 Block 70
The Block 70/72 variants of the evergreen F-16 will be acquired by a number of operators, including Bahrain. Lockheed Martin

"La última generación de la suite de entrenamiento del F-16 de Lockheed Martin permite a los aviadores entrenar en un entorno holístico y realista, lo que garantiza la preparación para la misión", dijo John W Nicholson, director ejecutivo de Lockheed Martin en Oriente Medio. "Esta completa solución de entrenamiento se basa en nuestros probados sistemas de entrenamiento adaptados a la flota de F-16 Block 70".

El avión F-16 Block 70 cuenta con una aviónica mejorada, un radar AESA (Active Electronically Scanned Array), una cabina de mando modernizada, depósitos de combustible conformados, el sistema automático para evitar colisiones con el suelo (Auto GCAS) y cuenta con una vida útil estructural ampliada de 12.000 horas de vuelo.

Hasta la fecha, se han fabricado más de 4.500 F-16, de los cuales unos 3.000 operan hoy en día en 25 países, incluidas las Fuerzas Aéreas estadounidenses. En todo el mundo, se calcula que el F-16 ha realizado 19,5 millones de horas de vuelo y más de 13 millones de salidas.

Según revela AirForces Monthly, Bahréin podría tener que esperar hasta 2024 antes de que se concluyan las entregas de los 12 F-16C monoplaza y los cuatro F-16D Block 70 biplaza, como consecuencia de los problemas causados por la pandemia de Covid-19.

Anunciado en 2018, el contrato de 1.200 millones de dólares preveía la entrega de los primeros jets en el primer trimestre de 2022 y su finalización a finales de 2023.