Boeing suspende temporalmente la producción del MAX

NUEVE MESES después de la pérdida del vuelo 302 de Ethiopian Airlines, Boeing confirmó que "daría prioridad a la entrega de aviones almacenados" y "suspendería temporalmente la producción" del 737 MAX a partir del 1 de enero.

Anticipando una vuelta al servicio mucho más rápida, el fabricante con sede en Seattle había seguido construyendo nuevos aviones a un ritmo de 42 al mes. Casi 400 ejemplares están ahora almacenados en varias instalaciones de Boeing en Washington y Texas, incluyendo 239 en el Aeropuerto Internacional del Condado de Grant, a 140 millas al este de Seattle.

Reconociendo los retos que aún quedan por delante, la compañía declaró en un comunicado de prensa del 16 de diciembre que sabe que "el proceso de aprobación de la vuelta al servicio del 737 MAX, y de determinación de los requisitos de formación apropiados, debe ser extraordinariamente exhaustivo y sólido, para garantizar que nuestros reguladores, clientes y el público que vuela tengan confianza en las actualizaciones del 737 MAX".

Un correo electrónico recogido por los medios de comunicación tras ser enviado a los principales comités del Congreso por el funcionario de la Administración Federal de Aviación (FAA), Philip Newman, informaba de que el jefe de la FAA, Steve Dickson, estaba "preocupado por el hecho de que Boeing siga persiguiendo un calendario de vuelta al servicio que no es realista debido a los retrasos que se han acumulado por diversas razones". Y añadía: "Más preocupante es que el Administrador [Dickson] quiera abordar directamente la percepción de que algunas de las declaraciones públicas de Boeing han sido diseñadas para forzar a la FAA a tomar medidas más rápidas."

Esto se abordó en la declaración del fabricante del 16 de diciembre: "Como hemos dicho anteriormente, la FAA y las autoridades reguladoras mundiales determinan el calendario para la certificación y la vuelta al servicio. Seguimos plenamente comprometidos a apoyar este proceso. Es nuestro deber garantizar que se cumplan todos los requisitos y se respondan todas las preguntas de nuestros reguladores."

En la última actualización de los calendarios de American Airlines, la compañía espera que sus 24 737 MAX 8 no vuelvan al servicio hasta el 6 de abril como muy pronto. Southwest Airlines -que consiguió un paquete de compensación con el fabricante el 12 de diciembre- es algo más optimista, ya que no se espera el regreso de sus 34 ejemplares hasta el 6 de marzo.

Boeing considera que la decisión, que probablemente hará temblar la cadena de suministro del 737 MAX y afectará a la cotización de las acciones de la compañía, es "la menos perjudicial para mantener la salud del sistema de producción y de la cadena de suministro a largo plazo". También ha informado de que los empleados afectados "continuarán con el trabajo relacionado con el 737 o serán asignados temporalmente a otros equipos en Puget Sound". (Fotos Boeing)