BREAKING: Emirates arremete contra los jefes de Heathrow en un encendido comunicado

En una importante intervención, la aerolínea Emirates, que suele estar de buen humor, ha arremetido contra la dirección de Heathrow por lo que califica de exigencias "totalmente irrazonables e inaceptables".

Ante la escasez de capacidad en la temporada alta de verano, los jefes del aeropuerto del oeste de Londres han intentado reducir de forma proactiva el número de pasajeros para ayudar a reforzar las operaciones del recinto.

En una declaración publicada por Emirates en Key Aero esta mañana, la aerolínea con sede en Dubai afirma que se le dio sólo 36 horas para cumplir con los recortes de capacidad, describiendo la medida como "arrancada de la nada".

La declaración de 600 palabras alega la incompetencia de la dirección de Heathrow y dice que la aerolínea ha sido amenazada con sanciones si no cumple. "Sus comunicaciones [del aeropuerto de Heathrow] no sólo dictaron los vuelos específicos en los que debíamos echar a los pasajeros de pago, sino que también amenazaron con emprender acciones legales por incumplimiento".

The high-profile spat is likely to heighten tensions between the airport and its airline partners
The high-profile spat is likely to heighten tensions between the airport and its airline partners Emirates

Emirates afirma que la raíz de los problemas en Heathrow reside en gran medida en el aeropuerto, y que sus propias operaciones internas funcionan relativamente bien: "En LHR, nuestros servicios de tierra y de catering -dirigidos por dnata, que forma parte del Grupo Emirates- están totalmente preparados y son capaces de atender nuestros vuelos. Así que el quid de la cuestión reside en los servicios y sistemas centrales, que son responsabilidad del operador del aeropuerto".

"La conclusión es que el equipo directivo de LHR se desentiende de los viajeros y de sus clientes de las aerolíneas. Todas las señales de un fuerte rebote de los viajes estaban ahí, y durante meses, Emirates se ha manifestado públicamente sobre el asunto. Hemos planificado con antelación para estar preparados para atender a los clientes y a la demanda de viajes, incluyendo la recontratación y formación de 1.000 pilotos del A380 en el último año."

Emirates says it simply isn't practical to have to rebook thousands of passengers at such short notice
Emirates says it simply isn't practical to have to rebook thousands of passengers at such short notice Emirates

"LHR eligió no actuar, no planificar, no invertir. Ahora que se enfrenta a una situación de "airmagedón" debido a su incompetencia y falta de acción, está haciendo recaer toda la carga -de los costes y de la lucha por solucionar el lío- sobre las aerolíneas y los viajeros".

El comunicado concluye confirmando que "hasta nuevo aviso, Emirates tiene previsto operar como estaba previsto desde y hacia LHR". Este acto de desafío por parte de una de las mayores compañías aéreas del mundo ante una supuesta acción legal es una enorme escalada y una indicación visual de lo difíciles que están las cosas ahí fuera.

Key Aero se ha puesto en contacto con Heathrow para pedirle comentarios, y actualizará este artículo cuando reciba una respuesta.

Lea la declaración completa de Emirates a continuación:

Emirates valora nuestras asociaciones con los aeropuertos de nuestra red, con los que colaboramos continuamente para asegurar nuestras operaciones de vuelo y garantizar la mínima interrupción de los clientes, especialmente durante los meses de mayor afluencia.

Por lo tanto, es muy lamentable que la pasada noche LHR nos diera 36 horas para cumplir con los recortes de capacidad, de una cifra que parece sacada de la nada. Sus comunicaciones no sólo dictaron los vuelos específicos en los que debíamos echar a los pasajeros de pago, sino que también amenazaron con emprender acciones legales en caso de incumplimiento.

Esto es totalmente irrazonable e inaceptable, y rechazamos estas demandas.

En el aeropuerto londinense de Heathrow (LHR), nuestros servicios de asistencia en tierra y de catering -dirigidos por dnata, que forma parte del Grupo Emirates- están totalmente preparados y son capaces de atender nuestros vuelos. Así que el quid de la cuestión reside en los servicios y sistemas centrales que son responsabilidad del operador del aeropuerto.

Emirates es un operador clave y firme en LHR, habiendo restablecido 6 vuelos diarios del A380 desde octubre de 2021. Desde nuestros últimos 10 meses de cargas de asientos regularmente altas, nuestros requisitos operativos no pueden ser una sorpresa para el aeropuerto.

Ahora, con un desprecio flagrante por los consumidores, quieren obligar a Emirates a negar asientos a decenas de miles de viajeros que han pagado y reservado con meses de antelación sus esperados paquetes de vacaciones o viajes para ver a sus seres queridos. Y esto, durante el periodo de máxima afluencia con las próximas vacaciones en el Reino Unido, y en un momento en el que mucha gente está desesperada por viajar tras 2 años de restricciones pandémicas.

En Emirates creemos que hay que hacer lo correcto con nuestros clientes. Sin embargo, es imposible volver a reservar el gran número de pasajeros potencialmente afectados, ya que todos los vuelos están llenos durante las próximas semanas, incluso en otros aeropuertos de Londres y en otras compañías aéreas. Además, el 70% de nuestros clientes de LHR se dirigen más allá de Dubai para ver a sus seres queridos en destinos lejanos, y será imposible encontrarles nuevas conexiones a corto plazo.

Tampoco es realista trasladar algunas de nuestras operaciones de pasajeros a otros aeropuertos del Reino Unido con tan poca antelación. Garantizar la preparación en tierra para atender y dar la vuelta a un avión de largo recorrido de fuselaje ancho con 500 pasajeros a bordo no es tan sencillo como encontrar una plaza de aparcamiento en un centro comercial.

La conclusión es que el equipo directivo de LHR no tiene en cuenta a los viajeros ni a sus clientes. Todas las señales de un fuerte rebote de los viajes estaban ahí, y durante meses, Emirates se ha manifestado públicamente al respecto. Hemos planificado con antelación para estar preparados para atender a los clientes y a la demanda de viajes, incluyendo la recontratación y la formación de 1.000 pilotos de A380 en el último año.

LHR decidió no actuar, no planificar, no invertir. Ahora que se enfrenta a una situación de "airmagedón" debido a su incompetencia y falta de acción, está haciendo recaer toda la carga -de los costes y de la lucha por solucionar el desorden- sobre las aerolíneas y los viajeros.

Los accionistas de London Heathrow deberían examinar las decisiones del equipo directivo de LHR.

Dado el enorme valor que la comunidad de la aviación genera para la economía y las comunidades del Reino Unido, acogemos con satisfacción las medidas adoptadas por el Departamento de Transporte y la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido para solicitar información a LHR sobre sus planes de respuesta, la capacidad de recuperación de los sistemas y para explicar el límite aparentemente arbitrario de 100.000 pasajeros diarios. Teniendo en cuenta que LHR manejó 80,9 millones de pasajeros al año en 2019, o una media diaria de 219.000, el tope representa más de un 50% de recorte en un momento en el que LHR afirma tener el 70% de los recursos de asistencia en tierra.

Hasta nuevo aviso, Emirates tiene previsto operar como estaba previsto desde y hacia LHR.