Canadá firma un acuerdo de 14.000 millones de dólares para sustituir a la vetusta flota de Hornet

El Gobierno canadiense anunció el 9 de enero que había cerrado un acuerdo con su homólogo estadounidense, junto con Lockheed Martin y Pratt & Whitney, para la adquisición de 88 cazas furtivos polivalentes de quinta generación F-35A Lightning II por un coste estimado de 19.000 millones de dólares canadienses (14.000 millones de dólares estadounidenses).

Esta importante adquisición supone la mayor inversión realizada por Canadá en la Real Fuerza Aérea Canadiense (RCAF) en los últimos 30 años y sustituirá a la actual flota de cazas polivalentes Boeing CF-188A/B Hornet, que se retirarán del servicio operativo a finales de 2032. Canadá espera recibir su dotación completa de 88 F-35A antes de la retirada de los Hornet, con la entrega prevista de los cuatro primeros Lightning II en 2026 (un año más tarde de lo previsto inicialmente), seguidos de seis en 2027 y otros seis en 2028. El país también prevé que la RCAF alcance la plena capacidad operativa (FOC) con toda su flota de Lightning II en algún momento entre 2032 y 2034.

Canada is scheduled to receive its first four F-35A Lightning IIs from Lockheed Martin in 2026, followed by six more aircraft in 2027 and a further six in 2028. The RCAF is expected to declare FOC with its entire F-35A fleet sometime between 2032 and 2034.
Canada is scheduled to receive its first four F-35A Lightning IIs from Lockheed Martin in 2026, followed by six more aircraft in 2027 and a further six in 2028. The RCAF is expected to declare FOC with its entire F-35A fleet sometime between 2032 and 2034. USAF/Senior Airman Jose Miguel T Tamondong

La ministra de Defensa Nacional de Canadá, Anita Anand, comentó el acuerdo recientemente cerrado sobre el F-35A: "En el complejo entorno global actual, Canadá necesita un ejército flexible, ágil y capaz de responder a una variedad de situaciones imprevistas. Nos hemos comprometido a garantizar que nuestros aviadores actuales y futuros dispongan de los equipos más avanzados posibles para hacer precisamente eso". Canadá necesita una flota de cazas que contribuya a la seguridad de los canadienses y proteja la soberanía de una de las mayores extensiones de espacio aéreo del mundo. Estamos encantados de anunciar hoy [9 de enero] que Canadá ha seleccionado el F-35 como el avión de combate que desempeñará este importante papel".

Seleccionado como sucesor del CF-188A/B como resultado del concurso del Proyecto de Capacidad de Cazas del Futuro el 28 de marzo de 2022, la adquisición formal del F-35A por parte de Canadá permitirá a la RCAF mejorar sus compromisos con el Ártico y la seguridad nacional, al tiempo que posibilitará una mayor comunalidad e interoperabilidad con otros aliados de la OTAN que operan el tipo. En concreto, la medida ayudará a que la RCAF esté más en línea con la Fuerza Aérea de EE.UU. (USAF), el Cuerpo de Marines de EE.UU. (USMC) y la Marina de EE.UU., todos los cuales operan diferentes variantes de la familia Lightning II y contribuyen a la protección aérea de Canadá y los EE.UU. continentales bajo el Mando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD).

El teniente general de la USAF Mike Schmidt, oficial ejecutivo del programa de la Oficina del Programa Conjunto (JPO) del F-35, declaró: "Canadá es nuestro amigo y un estrecho aliado. Su decisión de adquirir casi 90 aviones subraya el valor del increíble F-35 Lightning II. El F-35 es el mejor del mundo y ofrece una interoperabilidad sin parangón a Estados Unidos, Canadá y los otros 15 países que lo han elegido. Cambia las reglas del juego en todo el mundo. Mediante la proyección de potencia, el F-35 es la punta de lanza de la disuasión. Su presencia avanzada seguirá garantizando que los adversarios potenciales elijan la diplomacia en lugar del conflicto armado".

As has been the case with other foreign Lightning II customers, it is likely that the first operational Canadian F-35A instructor/frontline pilots and maintainers will be trained at Luke Air Force Base in Arizona, before a training syllabus is established in Canada.
As has been the case with other foreign Lightning II customers, it is likely that the first operational Canadian F-35A instructor/frontline pilots and maintainers will be trained at Luke Air Force Base in Arizona, before a training syllabus is established in Canada. USAF/Airman 1st Class Leandra Garcia

Además de los 88 F-35A, esta inversión estimada de 19.000 millones de dólares canadienses (14.000 millones de dólares estadounidenses) también cubrirá el coste de los equipos asociados, la instalación de mantenimiento y los servicios, así como la construcción de instalaciones de escuadrones de cazas específicos para cada tipo en la Base de las Fuerzas Canadienses (CFB) de Bagotville, cerca de Saguenay, en Quebec, y en la CFB de Cold Lake, en Alberta, que actualmente albergan escuadrones de Hornet. Canadá aún tiene previsto modernizar su flota de CF-188A/B -que recientemente se complementó con 18 Hornets de segunda mano (12 F/A-18A monoplaza y seis F/A-18B biplaza) de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF)- para mantener la viabilidad operativa de la flota hasta su retirada en 2032.

A nivel nacional, la adquisición del F-35A y el mantenimiento inicial del tipo en servicio en la RCAF tienen el potencial de aportar anualmente más de 425 millones de dólares canadienses al producto interior bruto (PIB) de Canadá y cerca de 3.300 puestos de trabajo al año para la industria aeroespacial y de defensa canadiense y los socios de la cadena de valor durante un periodo de 25 años.

François-Philippe Champagne, Ministro de Innovación, Ciencia e Industria de Canadá, añadió: "Nuestra industria canadiense, de categoría mundial, está bien posicionada para seguir participando en las nuevas capacidades de los cazas, proporcionando componentes y servicios clave aquí mismo, en Canadá. Esto contribuirá al crecimiento de las industrias aeroespacial y de defensa de Canadá en tecnología punta durante las próximas décadas, con oportunidades tanto en la producción como en el mantenimiento de las flotas canadienses y mundiales."

A RCAF-operated CF-188A Hornet flies alongside a KC-135 Stratotanker - assigned to the USAF's 465th Air Refueling Squadron - in a sortie during the Rim of the Pacific (RIMPAC) exercise on July 11, 2016. Canada's CF-188A/B fleet is expected to remain in operational service until 2032, when it will be replaced by the F-35A.
A RCAF-operated CF-188A Hornet flies alongside a KC-135 Stratotanker - assigned to the USAF's 465th Air Refueling Squadron - in a sortie during the Rim of the Pacific (RIMPAC) exercise on July 11, 2016. Canada's CF-188A/B fleet is expected to remain in operational service until 2032, when it will be replaced by the F-35A. USAF/Master Sgt Grady Epperly

Inicialmente, Canadá comenzó a invertir en el programa Joint Strike Fighter (JSF) en 1997, cuando la RCAF llegó a la conclusión de que la plataforma era el sustituto más rentable para su flota CF-188A/B. Sin embargo, el Gobierno canadiense se enfrentó a una controversia en relación con la compra prevista del F-35 cuando anunció inicialmente sus planes de adquirir el tipo en 2010. Tras ser elegido al poder el 19 de octubre de 2015, el Partido Liberal de Canadá -liderado por el primer ministro canadiense Justin Trudeau- rechazó la compra directa del Lightning II en favor de reabrir un concurso justo y abierto.

En julio de 2020, el Gobierno canadiense reveló que tres licitadores habían sido preseleccionados como posibles proveedores de un sustituto del CF-188A/B: Boeing (F/A-18E/F Super Hornet), Lockheed Martin (F-35A Lightning II) y Saab (JAS 39E/F Gripen). Sin embargo, en un movimiento controvertido, Canadá eliminó la oferta de Boeing del concurso el 1 de diciembre de 2021. Aunque el Ministerio de Servicios Públicos y Adquisiciones de Canadá (PSPC) no quiso comentar la razón por la que se tomó la decisión de abandonar el F/A-18E/F, se supone que fue en respuesta a la queja formal de Boeing ante el Departamento de Comercio de EE.UU. de que Ottawa estaba subvencionando injustamente un avión de pasajeros fabricado por Bombardier, empresa rival con sede en Montreal.