EEUU aprueba la venta de 12 C-130J-30 a Egipto

El Departamento de Estado de EE.UU. ha aprobado una posible venta militar al Gobierno de Egipto de 12 Lockheed Martin C-130J-30 Super Hercules. La Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa (DSCA) de EE.UU. anunció la aprobación el 25 de enero y notificó al Congreso de EE.UU. la posible venta el mismo día.

Egyptian VC-130H at Dover AFB
One of the current Egyptian Air Force Hercules, VIP-configured VC-130H 1289/SU-BAV, visiting Dover Air Force Base, Delaware, on September 11, 2020. The burden on the legacy Hercules fleet will be eased considerably with the planned acquisition of 12 new C-130J-30s USAF/Roland Balik

La DSCA dijo que el acuerdo tenía un valor potencial estimado de 2.200 millones de dólares, incluyendo el equipo asociado. La solicitud egipcia incluye 12 motores turbopropulsores Rolls Royce AE-2100D adicionales (repuestos); 30 GPS/INS integrados (EGI) con dispositivos de seguridad GPS (incluyendo seis repuestos); y siete Multifunctional Information Distribution System - Low Volume Terminal Block Upgrade Two (MIDS-LVT BU2), incluyendo tres repuestos.

También se incluirían transpondedores AN/APX-119 de Identificación Amigo o Enemigo (IFF); Sistemas de Alerta de Misiles (MWS) AN/AAR-47; Sistemas de Dispensación de Contramedidas (CMDS) AN/ALE-47; Receptores de Alerta de Radar (RWR) AN/ALR-56M; AN/AAQ-22 (STAR SAFIRE 380); comunicaciones seguras, equipos criptográficos y equipos de navegación de precisión asistida por GPS.

Otros elementos serían las publicaciones y la documentación técnica; el software y los recursos de misión crítica; el apoyo y el equipo de las aeronaves; la devolución y la reparación no clasificadas; la integración y las pruebas; la formación del personal y el equipo de formación; los servicios de ingeniería, técnicos y de apoyo logístico del Gobierno de EE.UU. y de los contratistas; además de otros elementos relacionados con el apoyo logístico y del programa.

La DSCA declaró que la venta propuesta mejorará la capacidad de Egipto para hacer frente a las amenazas actuales y futuras, proporcionando apoyo de transporte aéreo a sus fuerzas mediante el traslado de suministros, equipos y personas, reforzando así su capacidad en el ámbito de la seguridad y la ayuda humanitaria. Esta capacidad de transporte aéreo ayudaría a la seguridad de las fronteras, a la interdicción de elementos terroristas conocidos, a la reacción rápida a las amenazas a la seguridad interna y a la ayuda humanitaria. Egipto también pretende utilizar estos aviones para misiones de patrulla marítima y de búsqueda y rescate en la región.

La Fuerza Aérea Egipcia (EAF) ya opera una combinación de Hércules C-130H/C-130H-30/VC-130H heredados, que entraron en servicio por primera vez en diciembre de 1976. Tienen su base en el aeropuerto internacional de El Cairo con los escuadrones 4 y 16. Dos de los C-130H son operados en una configuración de inteligencia electrónica, tras un contrato de 727.277 dólares adjudicado el 10 de enero de 2017 a Sierra Nevada Corporation en los Estados Unidos. Según datos de AirForces Intelligence, la flota actual incluye 19 C-130H (de los 26 entregados originalmente), tres C-130H-30 y dos VC-130H. En la última década, la flota de transporte de la EAF se ha visto reforzada con la entrega de 24 C295M de Airbus Defence, lo que ha aliviado considerablemente la carga de la antigua flota de C-130. Aunque los C295M son mejores para los vuelos de corto alcance, los nuevos C-130J-30 de la EAF se utilizarán sin duda también para misiones internacionales más largas.