El AFSOC recibe el último helicóptero de combate AC-130J

El Mando de Operaciones Especiales de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos (AFSOC) recibió su último helicóptero de combate de ala fija Lockheed Martin AC-130J Ghostrider en la Base Aérea de Cannon (AFB), Nuevo México, el 2 de noviembre.

El último AC-130J del AFSOC fue entregado a la 27ª Ala de Operaciones Especiales (SOW), con sede en Cannon, después de que se celebrara una ceremonia conmemorativa por la entrega del hito en las instalaciones de modificación de cañones de Lockheed Martin en Crestview, Florida. Con la aceptación de su 31º y último Ghostrider, el AFSOC ha completado su transición de los antiguos AC-130H Spectre, AC-130U Spooky y AC-130W Stinger II al AC-130J de nueva generación, que es la variante más moderna de la familia AC-130 que entra en servicio operativo.

El AC-130J Ghostrider, una variante de misión especial ampliamente modificada del avión de transporte táctico C-130J de Lockheed Martin y descrito como un helicóptero de combate de ala fija de quinta generación, es empleado por el AFSOC para llevar a cabo misiones de apoyo aéreo cercano (CAS), de interdicción aérea y de reconocimiento armado en apoyo de las Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF) en una variedad de diferentes teatros de operaciones.

An AC-130J Ghostrider taxies on the flightline following the AC-130J Ghostrider dedication and delivery ceremony, Nov. 2, 2022, at Bob Sikes Airport in Crestview, Fla. The ceremony marked the 31st and final AC-130J delivery to the U.S. Air Force. The AC-130J Ghostrider is a fifth-generation gunship that provides close air support, air interdiction and armed reconnaissance.
An AC-130J Ghostrider taxies on the flightline following the AC-130J Ghostrider dedication and delivery ceremony, Nov. 2, 2022, at Bob Sikes Airport in Crestview, Fla. The ceremony marked the 31st and final AC-130J delivery to the U.S. Air Force. The AC-130J Ghostrider is a fifth-generation gunship that provides close air support, air interdiction and armed reconnaissance. USAF/ Tech Sgt Michael Charles

En 2009, el Secretario de Defensa de EE.UU. decidió recapitalizar la flota de AC-130 renovándola con una variante de nueva construcción basada en la plataforma C-130J, más moderna, y en su aviónica mejorada, que proporcionaría mayor velocidad y más tiempo de permanencia durante las operaciones en el teatro de operaciones debido a su mayor alcance. El Ghostrider alcanzó la capacidad operativa inicial (IOC) el 30 de septiembre de 2017, y marcó su debut en combate sobre Afganistán en el verano de 2019.

Al comentar su experiencia en la adquisición de los AC-130J, el teniente general Jim Slife -comandante del AFSOC- dijo: "Este avión y sus predecesores han superado todas nuestras expectativas y han mantenido vivos a más estadounidenses que cualquier otro avión en el campo de batalla".

"El futuro va a ser diferente de lo que hemos vivido en los últimos 20 años, pero una cosa de la que estoy seguro es que este avión será relevante para cualquier cosa que traiga el futuro entorno operativo, así que gracias a todos por entregar una capacidad tan magnífica a los combatientes de hoy".