El Ejército de Estados Unidos adjudica a Sikorsky un contrato de 2.280 millones de dólares para el Black Hawk

Sikorsky Aircraft se ha adjudicado un contrato plurianual por valor de 2.278.598 dólares, 185 del Ejército de los Estados Unidos, para la adquisición de hasta 255 H-60M Black Hawks.

US Army UH-60
A US Army/Idaho National Guard UH-60 Black Hawk from the 1st of the 183rd Aviation Regiment conducting Operation Infinite Crisis training on June 16, 2022 at the Orchard Combat Training Center near Gowen Field, Idaho. Sikorsky was awarded a contract on June 27 for a further 120 Black Hawks, with options on 135 more US National Guard/Master Sgt Becky Vanshur

El contrato contrato a precio fijo, adjudicado el 27 de junio, cubre la adquisición de 120 H-60M y el apoyo correspondiente para los años fiscales 2022-2026. También incluye opciones para otros 135 de estos helicópteros, tanto para el Ejército de Estados Unidos como para clientes de ventas militares extranjeras (FMS). El trabajo se llevará a cabo en Stratford, Connecticut, con entregas a partir de julio de 2022 y una fecha de finalización estimada para el 30 de junio de 2027. En el momento de la adjudicación del contrato se liberó una financiación inicial de 478.127.856 dólares procedentes de los fondos de adquisición de aeronaves del año fiscal 2022 del Ejército de Estados Unidos. Si se ejercen todas las opciones, el contrato tiene un valor potencial total de hasta 4.400 millones de dólares.

La adjudicación "Multi-Year X abarca tanto el UH-60M Black Hawk como el HH-60M MEDEVAC y supone el décimo contrato plurianual entre Sikorsky y el gobierno estadounidense para los helicópteros H-60. Sikorsky señala que sigue modernizando y mejorando el Black Hawk para cumplir con las desafiantes y cambiantes misiones del Ejército de los EE.UU. mediante la entrega continua de aeronaves gracias a una línea de producción caliente, una cadena de suministro madura y bien establecida y una fábrica digital.

El inventario del Ejército de Estados Unidos incluye más de 2.100 variantes del H-60 y sigue siendo el caballo de batalla y la columna vertebral de la aviación del Ejército de Estados Unidos. Aunque el Ejército continúa desarrollando sus capacidades de elevación vertical futura (FVL), seguirá operando el H-60M durante las próximas décadas y junto a la futura flota.

El coronel Calvin Lane, director del proyecto Utility Helicopters, ha declarado: "Este acuerdo plurianual permite al Ejército satisfacer las necesidades de capacidad actuales y futuras mediante actualizaciones, refabricación, sustitución e inserciones tecnológicas. Las eficiencias de este contrato hacen el mejor uso de los recursos limitados y suponen un ahorro directo para el Ejército y los contribuyentes".

Nathalie Previtevicepresidenta de los programas del Ejército y la Fuerza Aérea de Sikorsky, dijo: "Décadas de producción y mejoras del Black Hawk, una fuerte ejecución del programa y una estrecha colaboración con el Ejército han mantenido el programa próspero y este contrato es un testimonio de ese éxito. Además, seguimos observando un gran interés internacional por el Black Hawk debido a su versatilidad y a su probado historial de apoyo inquebrantable a los Estados Unidos y a naciones de todo el mundo". Sikorsky sigue invirtiendo en la plataforma Black Hawk -desde el mantenimiento hasta la transformación digital y la modernización- para proporcionar a nuestros clientes la ventaja competitiva que necesitan. Hemos alineado nuestras inversiones con la hoja de ruta tecnológica del Ejército, al tiempo que aprovechamos las tecnologías de Future Vertical Lift para garantizar que el Black Hawk será un actor clave en el entorno de las Joint All Domain Operations y el ecosistema FVL."