El F-22A de la USAF sufre un percance al aterrizar en la base aérea de Eglin

Un Lockheed Martin F-22A Raptor asignado al 325º Ala de Caza (FW) de la USAF ha resultado dañado después de que el caza furtivo de quinta generación de superioridad aérea sufriera un percance al aterrizar en la base aérea de Eglin, Florida, el 22 de marzo.

El incidente se produjo aproximadamente a las 1025 horas (hora local), cuando el F-22A llegaba a la base de Florida. Tras aterrizar en la pista 19, el tren de aterrizaje principal izquierdo de la aeronave se desplomó, haciendo que se saliera de la pista y cayera en una zona de hierba cerca de la calle de rodaje. El piloto no resultó herido en este suceso de desgaste.

En un comunicado de prensa, la Oficina de Asuntos Públicos de la Base Aérea de Eglin dijo: "Los equipos de emergencia respondieron inmediatamente y estuvieron en la escena. El piloto involucrado en el percance fue dado de alta del hospital y se encuentra en buen estado. Se están investigando las circunstancias que rodean el percance.

Aunque se desconoce el número de serie del avión implicado en este caso de desgaste, se ha confirmado que el F-22A pertenecía al 325º FW de la base aérea de Tyndall (Florida). El ala está formada por dos unidades de Raptors: el 43º Escuadrón de Cazas (FS) "Hornets" -que se encarga de realizar el entrenamiento avanzado de los pilotos de F-22A- y el 95º FS "Boneheads" (un escuadrón con código de combate). El 325º hizo la transición al Raptor en 2003 y el 95º completó su primer despliegue de combate de seis meses con el tipo en mayo de 2015.