El Gobierno respalda el proyecto de combustible ecológico de British Airways

British Airways ha recibido una subvención de 9 millones de libras del concurso Advanced Fuel Fund (AFF) del Gobierno británico para desarrollar combustibles de aviación con menos emisiones de carbono.

En colaboración con las empresas de combustibles ecológicos Nova Pangaea Technologies (NPT) y LanzaJet, el proyecto Speedbird aspira a producir 102 millones de litros de combustible de aviación sostenible (SAF) al año, reduciendo las emisiones de CO2 en unas 230.000 toneladas anuales, el equivalente a unos 26.000 vuelos nacionales. Espera estar a pleno rendimiento en 2028, "apoyando el progreso hacia el mandato de SAF del Reino Unido, que requerirá que al menos el 10% del combustible de aviación utilizado por las compañías aéreas se fabrique a partir de materias primas sostenibles para 2030".

Project Speedbird is a joint-venture between Nova Pangaea Technologies (NPT) and LanzaJet.
Project Speedbird is a joint-venture between Nova Pangaea Technologies (NPT) and LanzaJet. British Airways

El SAF se crea gracias a la "innovadora tecnología" de NPT, que convierte materias primas de residuos de madera y desechos agrícolas en biocombustibles de segunda generación, como el etanol. A continuación, LanzaJet convertirá el etanol en SAF. Este proceso se lleva a cabo actualmente en Estados Unidos, pero el Proyecto Speedbird tiene previsto construir su propia planta de Alcohol to Jet (AtJ) en el Reino Unido para 2027.

Carrie Harris, directora de sostenibilidad de British Airways, declaró que era "vital" que la aerolínea siguiera invirtiendo en SAF y que la compañía "acogía con satisfacción la inversión del Gobierno y su apoyo continuo al Proyecto Speedbird".

Y añadió: "El Reino Unido tiene potencial para convertirse en líder en la producción de SAF, y este proyecto pionero es un paso más para que esto se haga realidad y un gran momento para British Airways y la producción británica de SAF en general."