El Loyal Wingman de Boeing continúa con las pruebas de rodaje y su primer vuelo está previsto para principios de 2021

Boeing reveló el 21 de diciembre que su sistema de aeronaves no tripuladas (UAS) Airpower Teaming System (ATS) ha completado con éxito su primera prueba de rodaje a alta velocidad en preparación para el primer vuelo de la plataforma a principios de 2021.

Desde octubre de 2020, Boeing Australia y la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) han llevado a cabo pruebas de rodaje a baja, media y alta velocidad con el ATS en un lugar remoto de Australia. Durante esta campaña de pruebas en tierra, el personal de Boeing ha supervisado el rendimiento y la instrumentación de la plataforma desde una estación de control en tierra cercana para verificar su funcionalidad a velocidades aceleradas. Boeing y la RAAF completarán ahora las últimas pruebas de rodaje del ATS para preparar el primer vuelo del UAS, previsto para principios de 2021.

Airpower Teaming System [Boeing]
In the closing months of 2020, Boeing's Airpower Teaming System has undergone a ground test campaign that involved a number of taxi trials. The platform is scheduled to grace the skies for the first time in early 2021. Boeing

Paul Ryder, director de Pruebas de Vuelo de Boeing, dijo: "Nuestro programa de pruebas está progresando bien, y estamos contentos con los datos de las pruebas en tierra que hemos recogido hasta la fecha. Estamos trabajando con el Centro de Guerra Aérea para completar las verificaciones finales de las pruebas para preparar las pruebas de vuelo en el nuevo año."

Boeing ha diseñado el ATS para que sea un UAS de bajo coste y atractivo, que actuará como multiplicador de fuerzas para los aviones de combate tripulados en un papel de "Loyal Wingman". La plataforma mide 1,8 metros de largo, tiene un alcance operativo previsto de 3.000 kilómetros y está dotada de inteligencia artificial, lo que le permitirá volar de forma independiente y autónoma en apoyo de las aeronaves tripuladas.

Además, el ATS contará con varios paquetes de sensores que le permitirán realizar misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR), de alerta temprana táctica y de exploración aérea. La plataforma también se utilizará para absorber el fuego enemigo en protección de las aeronaves tripuladas, en caso de ser atacadas.

El Dr. Shane Arnott, director del programa ATS de Boeing, añadió: "Sólo en el último año, hemos dado pasos sorprendentes en esta aeronave, llevándola desde un fuselaje hasta un avión terminado que ha sido sometido a rigurosas pruebas. Ahora nos centramos en llevar a cabo un régimen de pruebas de vuelo seguro para la plataforma Loyal Wingman".