Impulso al despegue del A330neo

El Airbus A330neo se someterá a una serie de mejoras de rendimiento que aumentarán su peso al despegue en unas 2,6 toneladas.

Las mejoras se conseguirán mediante cambios en la configuración de los flaps y una retracción más rápida y temprana de las puertas del tren de aterrizaje y del tren de aterrizaje.

Los ingenieros del programa A330neo han desarrollado una actualización que ofrecerá cuatro posiciones adicionales de flaps programables y que no requerirá cambios físicos en el avión. La aviónica del avión moverá automáticamente los slats y los flaps del ala a la posición intermedia deseada para el despegue, y no se requerirán cambios en la propia palanca de flaps, aunque puede ser necesario realizar algunas modificaciones en el hardware informático.

En los aeropuertos con las pistas más restringidas, la ganancia neta de peso en el despegue podría ser de hasta cuatro toneladas sin aumentar el empuje del motor. Entre los aeropuertos en los que los operadores podrían esperar ganancias se encuentran Madrid, Minneapolis, Reunión, Dusseldorf, Bogotá, Londres Gatwick y Bombay, según Airbus. Acortar el tiempo de retracción del tren de aterrizaje en unos 0,8 segundos y reducir el tiempo de apertura y cierre de las puertas del tren de aterrizaje en unos 0,2 segundos añadirá una tonelada extra a la capacidad de despegue. Además de reducir el tiempo de retracción, también se está programando la secuencia del tren de aterrizaje para que comience un par de segundos antes tras el despegue.