KC-130R chileno equipado con nuevos puntales NP2000

Con el fin de mejorar la eficiencia de su flota de Hércules, la Fuerza Aérea de Chile (FACh) ha comenzado a reequipar las aeronaves con nuevas hélices compuestas de ocho palas NP2000 de Collins Aerospace.

Chilean KC-130R with NP2000s
Chilean Air Force KC-130R Hercukes 992 after being retrofitted with Collins NP2000 propellers FACh

El 13 de septiembre, la FACh anunció que la primera aeronave que se sometió a esta actualización, el KC-130R 992, había sido completada y ha vuelto a entrar en servicio con el Grupo de Aviación No 10 en el Aeropuerto Internacional Santiago-Comodoro Arturo Merino Benítez. Los vuelos de prueba con las nuevas hélices se habían completado el 9 de septiembre, lo que permitió que la aeronave volviera a ser operativa.

La nueva tecnología del sistema de control electrónico digital mejora el rendimiento con una mayor potencia y fiabilidad, a la vez que reduce los costes de mantenimiento, además de otras ventajas. La FACH afirma que los tiempos y costes de mantenimiento se reducen en torno al 50%. Las nuevas palas de carbono recubiertas de Kevlar fueron instaladas en el hangar de ENAER en el Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez por personal de ENAER y de la FACh.

Chile es el único operador latinoamericano que incorpora esta tecnología en sus Hércules. También ha sido adoptada por la Fuerza Aérea y la Marina de Estados Unidos. La FACh también introdujo nuevas mejoras en las ruedas y los frenos de sus aviones a partir de 2015. No está claro si la FACh tiene la intención de actualizar todos sus Hércules restantes con las nuevas hélices. La flota actual también incluye un C-130B, dos KC-130R más y tres C-130H.