La Armada de EE.UU. quiere utilizar el C-130J-30 en la misión TACAMO

La Armada de los Estados Unidos (USN) tiene la intención de utilizar el C-130J-30 Super Hercules de Lockheed Martin en la misión de mando, control y comunicaciones (C3) nuclear de supervivencia aerotransportada, después de que el 18 de diciembre publicara una solicitud de aviones de prueba.

La Oficina del Programa TACAMO del Mando de Sistemas Aéreos de la Armada (NAVAIR) publicó la solicitud en el sitio web del gobierno estadounidense, beta.sam.gov. En ella se describe el plan del servicio para adquirir hasta tres fuselajes de C-130J-30 estirados para fines de prueba y análisis en el año fiscal 2022/2023 (FY22/FY23). NAVAIR tiene la intención de adjudicar un contrato de fuente única a Lockheed Martin, que proporcionará la aeronave junto con el equipo de apoyo pertinente, el apoyo logístico, los sistemas defensivos y los servicios de ingeniería.

C-130J-30 [USAF/Senior Airman Donald Hudson] #1
The US Navy seeks to employ the stretched Lockheed Martin C-130J-30 Super Hercules in the Take Charge and Move Out (TACAMO) airborne survivable nuclear command, control and communications (C3) mission. The service announced that it intends to acquire three examples for testing and analysis purposes in FY22/23 on December 18, 2020. USAF/Senior Airman Donald Hudson

En la convocatoria, NAVAIR dijo: "Los resultados del Análisis de Alternativas (AoA) indicaron que el C-130J-30 cuatrimotor y militarizado es [un] avión configurado de forma óptima para realizar la misión TACAMO. Las características de este fuselaje también maximizan la capacidad de despliegue operativo de los activos en entornos austeros. El C-130 está actualmente muy extendido en el Departamento de Defensa, y desplegado en varias bases que crean sinergias de operación, entrenamiento y apoyo logístico para la ejecución de TACAMO.

"Lockheed Martin ya cuenta con una línea de producción nacional establecida que tiene la capacidad de producir unidades de prueba para [la Oficina del Programa TACAMO] que permitirá acelerar la reducción de riesgos y el posterior programa de pruebas de desarrollo de ingeniería y fabricación", añadió.

La misión TACAMO de la USN está cubierta actualmente por una flota de 16 plataformas C3 aéreas Boeing E-6B Mercury. Basado en el avión comercial Boeing 707, el Mercury voló por primera vez el 19 de febrero de 1987 y entró en servicio en la USN en agosto de 1989. El E-6B sustituyó a la flota de Boeing EC-135 de las fuerzas aéreas en la función de mando y control (C2) nuclear "Looking Glass", antes de suceder también al Lockheed EC-130Q Hercules en la misión TACAMO a principios de la década de 1990.

E-6B Mercury [USAF/Greg L Davis]
The US Navy currently employs 16 Boeing E-6B Mercury aircraft in the TACAMO airborne survivable nuclear C3 mission. USAF/Greg L Davis

La reciente convocatoria de NAVAIR sólo divulgó el plan de la USN para adquirir tres C-130J-30 con fines de prueba. No revelaba si el C-130J-30 sustituiría al E-6B Mercury, ni sugería cuántos aviones pretendía adquirir para el despliegue operativo o una fecha de entrada en servicio. Está previsto que el Mercury permanezca en servicio en la USN hasta 2038, y el servicio ya ha comenzado a sentar las bases para su sustitución.