La Armada india recibe el décimo P-8I Neptune

La entrega del décimo Boeing P-8I Neptune a la Armada india se completó el 13 de julio, cuando el avión -de serie IN329/N536DS (c/n 64891/8296), con indicativo "BOE232"- llegó a la Estación Naval India (INS) Hansa en Goa-Dabolim.

El P-8I había salido de Boeing Field en Seattle (Washington) el 8 de julio, dirigiéndose inicialmente al aeropuerto internacional de Honolulu (Hawai), antes de continuar hacia la India a través del aeropuerto internacional de Guam, en el territorio insular estadounidense del mismo nombre en el océano Pacífico. Este fue el segundo de los cuatro aviones adicionales encargados en 2016 mediante el ejercicio de las opciones que se incluyeron en el contrato original de ocho P-8I.

10th P-8I Neptune for Indian Navy departs Boeing Field on 08-07-21 [Boeing]
The tenth Indian Navy P-8I - serial IN329 (temporarily wearing the US registration N536DS, with all Indian markings apart from the roundel taped-over) - departs from Boeing Field on July 8, 2021, to begin its delivery flight to INS Hansa in Goa-Dabolim. Boeing

También es la segunda aeronave para la segunda unidad de P-8I de la Armada india -el Escuadrón Aéreo Naval Indio (INAS) 315 'Winged Stallions'- en Goa-Dabolim. La primera de las cuatro aeronaves adicionales - serie IN328 (c/n 64890/7757), anteriormente registrada como N490DS - fue también el primer ejemplar para el INAS 315 y se entregó el 18 de noviembre de 2020. Los ocho aviones iniciales son operados por el INAS 312 'Albatross' en el INS Rajali en Arakkonam. En total, la flota de P-8I de la India ha superado las 30.000 horas de vuelo desde que entró en servicio operativo en 2013.

Boeing está completando actualmente la construcción del Centro de Apoyo a la Formación y Manejo de Datos en INS Rajali, junto con un segundo centro de formación de mantenimiento en el Instituto Naval de Tecnología Aeronáutica en Kochi, Kerala, como parte de un contrato de paquete de formación y apoyo, que se firmó en 2019. Esta nueva formación autóctona, basada en tierra, permitirá a las tripulaciones de la Armada india aumentar la competencia en las misiones en un tiempo más corto, al tiempo que se reduce el tiempo de formación en las aeronaves y, por lo tanto, se aumenta la disponibilidad de las mismas.