La caza de un luchador nórdico

Jan Forsgren describe las pruebas y tribulaciones de la búsqueda de un caza en Noruega durante los primeros años de la década de 1930

img_92-1.jpg

Una rara vista aire-aire del único Norwegian Fury capturada durante uno de sus pocos vuelos de prueba en el Reino Unido. El avión estaba acabado con las superficies superiores en verde oscuro, las inferiores en plata dopada y los paneles delanteros del fuselaje en metal pulido COLECCIÓN CLAVE

A finales de la década de 1920, ni el Hærens Flyvevåpen (Fuerza Aérea del Ejército) ni el Marinens Flyvevåpen (Brazo Aéreo Naval) de Noruega operaban ningún caza monoplaza. Posteriormente, a principios de la primavera de 1931, la Jagerflykommissionen (o Comisión de Cazas) del país había evaluado laboriosamente una serie de aviones a la búsqueda de la mejor plataforma viable. Los tipos incluían el elegante Fairey Firefly IIM y el Hawker Fury Mk.I de Gran Bretaña, el Heinkel HD 43 con motor BMW de Alemania y el elegante Svenska Aero Jaktfalk (Gyrfalcon) de fabricación sueca, junto con el prometedor Avia BH-33E de Checoslovaquia y el hermoso Curtiss P-6 Hawk de Estados Unidos.

Conviértase en miembro Premium para leer más

Este es un artículo Premium y requiere una suscripción activa a Key.Aero para poder verlo. También puede acceder a él si está suscrito a una de nuestras revistas de Key Publishing.

¡Soy un miembro existente, regístreme!

No tengo una suscripción...

¿Por qué no se une a nuestra comunidad de entusiastas de la aviación? Elija una de nuestras ofertas de introducción y acceda a una gran cantidad de contenido de aviación de primera clase.