La compra del UH-60M jordano recibe la aprobación de Estados Unidos

El Departamento de Estado de EE.UU. ha aprobado la posible venta militar en el extranjero (FMS) de un único helicóptero utilitario de transporte medio Sikorsky UH-60M Black Hawk y el equipo correspondiente a Jordania.

La aprobación del posible acuerdo -por un valor de 23 millones de dólares- se anunció en un comunicado de prensa de la Agencia de Cooperación en Seguridad de la Defensa de los Estados Unidos (DSCA) el 7 de julio, después de haberlo notificado al Congreso de los Estados Unidos.

Según la DSCA, la adquisición adicional "complementará la actual flota de helicópteros Black Hawk del Escuadrón Real de Jordania y se utilizará para facilitar los desplazamientos de la Familia Real jordana de forma segura y eficaz". Jordania ya cuenta con la capacidad del UH-60M y no tendrá ninguna dificultad para absorber este equipo y servicios en sus fuerzas armadas".

Jordanian UH-60M [US Army/Capt Margaret Ziffer]
Personnel from the Royal Jordanian Air Force and the Texas Army National Guard inspect one of Jordan's new UH-60M Black Hawk helicopters during a joint training exercise. US Army/Capt Margaret Ziffer

Jordania ha solicitado la compra de un único UH-60M, que se entregará con la configuración del Ejército de los Estados Unidos y con el equipamiento estándar del gobierno. La venta propuesta también incluirá dos motores turbo de GE Aviation T700-GE-701D y un sistema común de alerta de misiles. El posible acuerdo también incluirá servicios de apoyo logístico, de ingeniería y de desarrollo de software.

Si el acuerdo se lleva a cabo, los trabajos para entregar el UH-60M a Jordania serán realizados por Sikorsky en sus instalaciones de Stratford, Connecticut, y en la planta de GE Aviation en Lynn, Massachusetts.

Los datosde AirForces Intelligence muestran que la Real Fuerza Aérea Jordana (RJAF) opera actualmente 12 UH-60M Black Hawks bajo el 8º Escuadrón, que forma parte de la Brigada Real de Aviación Príncipe Hashim Bin Abdullah II en la base aérea Rey Abdullah II en Zarqa, Jordania.

Aunque la venta ha obtenido la aprobación de la DSCA, todavía tiene que recibir el visto bueno del Congreso de los Estados Unidos antes de que se haga cualquier pedido oficial.