La IATA afirma que las decisiones basadas en datos son fundamentales para la reapertura de las fronteras

En colaboración con Boeing y Airbus, las tres organizaciones creen que deben aplicarse nuevas estrategias sin medidas de cuarentena

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) insta a los gobiernos a utilizar todos los datos disponibles a la hora de tomar decisiones sobre la reapertura de las fronteras a los viajes mundiales.

Según la organización, las estrategias sin medidas de cuarentena pueden permitir la reanudación de los viajes manteniendo una baja tasa de transmisión del Coronavirus.

"Los datos pueden y deben impulsar políticas de reanudación de los viajes mundiales que gestionen los riesgos de Covid-19 para proteger a las poblaciones, reactivar los medios de vida e impulsar las economías", dijo Willie Walsh, director general de la IATA.

Múltiples estudios han concluido que las vacunas protegen a los viajeros de enfermedades graves. El Instituto Robert Koch descubrió que los viajeros vacunados ya no son significativos en la propagación del virus, por lo que no suponen una amenaza importante.

London City Airport
Photo London City Airport

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) también respalda esta afirmación, ya que emitió una declaración sobre el tema diciendo: "La probabilidad de que una persona infectada y vacunada transmita la enfermedad se considera actualmente entre muy baja y baja".

Walsh continúa diciendo que las medidas de cuarentena "impiden la libertad de movimiento, desalientan los viajes internacionales y destruyen el empleo en el sector de los viajes y el turismo".

"Ahora tenemos más de un año de datos globales que pueden ayudar a los gobiernos a tomar decisiones más específicas sobre los viajes internacionales. Esto puede mantener bajo el riesgo de importación de los casos de Covid-19 -incluyendo las variantes preocupantes- mientras se reanudan los viajes internacionales con una infracción mínima de la capacidad de llevar una vida laboral y social normal."

La IATA cree que podría haber una barrera injusta para los viajeros no vacunados si la medida de cuarentena sigue en vigor.

En colaboración con el organismo comercial, Airbus creó un modelo centrado en los riesgos de un viaje completo. Se tuvieron en cuenta más de 50 variables, como las estrategias de ensayo, las estadísticas de tráfico y la duración del vuelo.

Los resultados de la investigación incluyeron información de fuentes como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y luego se cotejaron con datos recogidos en observaciones de viajes anteriores.

Un grupo de resultados concluyó que en los viajes entre América Latina y el Caribe (282 casos por cada 100.000) y Canadá (95 casos por cada 100.000) se producía aproximadamente un caso por cada 100.000 pasajeros. Si se realiza una única prueba de PCR antes de la salida, ese riesgo disminuye por debajo de uno.

Boeing también colaboró con la organización para determinar la eficacia de las estrategias de pruebas. Se estableció que los protocolos de cribado son tan eficaces como un periodo de aislamiento de 14 días, este método también reduce el riesgo para el destino requerido y es la solución más beneficiosa para los viajes.

El sector está animando actualmente al G7 a colaborar y utilizar los datos recogidos para ayudar en el esfuerzo de recuperación.

"No existe un protocolo completamente libre de riesgos. La vacunación desempeñará un papel importante. Y los datos que tenemos nos dicen que los protocolos de detección y pruebas pueden hacer que los viajes sean accesibles para todos de forma segura", concluye Walsh.