La Marina de los Estados Unidos selecciona a Northrop Grumman para modernizar la flota de E-6B

Northrop Grumman anunció el 3 de marzo la reciente adjudicación del contrato de modificación y mantenimiento integrado de la flota de aviones de mando y control aéreo Boeing E-6B Mercury de la Armada estadounidense, que la empresa se encargará de mantener y modernizar en los próximos años.

Durante los próximos cinco años, la empresa modificará la flota de 15 E-6B de la Marina para mejorar sus funciones de mando, control y comunicaciones (C3), que conectan directamente con la autoridad de mando nacional responsable de la Tríada Nuclear de Estados Unidos. Northrop Grumman afirma que los trabajos relacionados con este contrato se llevarán a cabo en el Centro de Fabricación y Mantenimiento de Aeronaves de la firma en Lake Charles, Luisiana.

E-6B Mercury [US Navy/Erik Hildebrandt]
A Boeing E-6B Mercury from the US Navy's Air Test and Evaluation Squadron 20 (VX-20) 'Force' performs a flutter test during a sortie over Naval Air Station Patuxent River, Maryland, on August 3, 2016. US Navy/Erik Hildebrandt

La empresa añade que "establecerá una línea de producción consolidada para las modificaciones principales requeridas en el marco del contrato de 111 millones de dólares", y añade que también podrá absorber "modificaciones adicionales de menor envergadura y tareas selectas de mantenimiento de depósito según sea necesario."

Al comentar el contrato, Mary Petryszyn -vicepresidenta corporativa y presidenta de Sistemas de Defensa de Northrop Grumman- dijo: "Nos centramos en proporcionar las capacidades más relevantes al tiempo que mejoramos la preparación de las misiones. Como líderes en el mantenimiento y la modernización de aeronaves, la flota E-6B Mercury de la Armada de los Estados Unidos es otro ejemplo de nuestra sólida colaboración con la Armada en la consecución de esos objetivos."

El paquete de apoyo al sostenimiento y modernización de Northrop Grumman incluye el apoyo logístico del contratista y la administración de la flota; las modificaciones y actualizaciones; la planificación de la misión; y el desarrollo de los sistemas de armas y la formación de los pilotos. La empresa también apoya la ingeniería de diseño de software y las soluciones de integración para sistemas de aviones autónomos, tácticos, de ala fija y de misiones especiales, incluyendo el caza furtivo polivalente de quinta generación Lockheed Martin F-35 Lightning II y el avión de apoyo aéreo cercano/ataque Fairchild-Republic A-10C Thunderbolt II. Este último contrato amplía aún más la cartera de Northrop Grumman en la prestación de servicios de mantenimiento, reparación, revisión y actualización de aviones.

E-6B Mercury [USAF/Greg L Davis]
This E-6B Mercury pulls away from a KC-135R Stratotanker after receiving fuel over Colorado during a sortie on August 23, 2019. USAF/Greg L Davis

Basado en el ya maduro fuselaje del Boeing 707-320, el E-6A Hermes inicial completó su vuelo inaugural el 19 de febrero de 1987, antes de ser entregado a la Armada estadounidense para su prueba el 22 de julio de 1988. La plataforma pasó a llamarse oficialmente Mercury en 1991 y se entregaron 16 ejemplares al servicio en total. Estos aviones fueron posteriormente actualizados al estándar E-6B desde 1997 hasta 2006.

En la actualidad, el E-6B sigue siendo una parte fundamental de la misión de comunicaciones estratégicas de la US Navy Take Charge and Move Out (TACAMO). Opera en un amplio espectro de frecuencias, donde transmite y recibe información segura y no segura de voz y datos que ayuda a proporcionar un C3 aéreo superviviente, soportable y fiable en apoyo del Mando Estratégico de los Estados Unidos y de las oficinas del Presidente y del Secretario de Defensa.

En 2021, la Armada estadounidense adquirió un Boeing E-3D Sentry AEW1 de segunda mano a la Real Fuerza Aérea para utilizarlo como plataforma de entrenamiento dedicada al E-6B. Tras la conversión, esta aeronave se utilizará para ampliar aún más la vida operativa de la flota Mercury, absorbiendo las tareas de entrenamiento que actualmente realizan los aviones de misión E-6B.