La RNLAF deja de operar con F-16 desde Leeuwarden

Después de 42 años, la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos (RNLAF) ha puesto fin a las operaciones de los cazas polivalentes Lockheed Martin F-16AM/BM (MLU) de la base aérea de Leeuwarden, en Frisia.

El 5 de julio, sin ninguna ceremonia formal, los últimos Fighting Falcon del escuadrón nº 322 partieron de Leeuwarden, realizando un breve sobrevuelo por la instalación antes de dirigirse a su nuevo hogar. El vuelo estaba compuesto por cuatro F-16AM de serie J-871 (indicativo "Polly 1"); J-628 (indicativo "Polly 2"); J-509 (indicativo "Polly 3") y J-144 (indicativo "Polly 4"). Tras un vuelo que incluyó sobrevuelos de las bases aéreas de Woensdrect, Gilze-Rijen y Eindhoven, los cuatro cazas aterrizaron en su nuevo hogar en Volkel.

Final RNLAF F-16 departure from Leeuwarden 05-07-21 [Vliegbasis Leeuwarden]
Royal Netherlands Air Force-operated F-16AM - serial J-871, specially painted to mark the end of 42 years of operations by the type from Leeuwarden - powers off the runway in full afterburner for the final time as it departs for its new home at Volkel on July 5, 2021. Vliegbasis Leeuwarden

A uno de los cuatro F-16AM, de serie J-871, se le había aplicado previamente un marcado especial con los colores de la cola del "Dragón de Frisia" y los títulos correspondientes para marcar el final de las operaciones de los F-16 en Leeuwarden. Esto incluye las letras "1979-2021" y "Last Flight F-16 Leeuwarden" en la aleta, junto con las insignias de los antiguos escuadrones residentes en la base en las correas bajo el fuselaje trasero. Los indicativos "Polly" hacen referencia a la mascota del escuadrón nº 322, un loro gris, que también está incorporado en la insignia de la unidad.

Los planes iniciales eran que el avión partiera de Leeuwarden el 1 de julio con una salida ceremonial, pero un accidente en tierra de un F-16AM operado por el componente aéreo belga -de serie FA-130- en la base holandesa hizo que se cancelaran todas las operaciones de vuelo. Debido a ello, la salida final se reprogramó para un día posterior y, por tanto, fue mucho más discreta. Aunque las salidas del 5 de julio fueron oficialmente los últimos vuelos de F-16 de la RNLAF desde la base de Frisia, otros dos aviones, el F-16AM -de serie J-201- y el F-16BM -de serie J-066- permanecen actualmente allí.

El primer F-16 llegó a Leeuwarden el 7 de junio de 1979. El 22 de junio de 2021 -antes de la salida final del tipo de la base- tres de sus Fighting Falcons residentes realizaron un vuelo de despedida para decir "adiós" a Frisia y a la población frisona, con vuelos sobre 11 ciudades de la zona.

Leeuwarden concentrará ahora su atención en el desarrollo de las operaciones de los cazas furtivos de quinta generación Lockheed Martin F-35A Lightning II de la RNLAF, al tiempo que se prepara para su primer vehículo aéreo no tripulado (UAV) MQ-9A Block 5 de General Atomics Aeronautical Systems (GA-ASI).

Como parte de esta reestructuración, el Escuadrón nº 322 se convertirá en una unidad exclusiva de F-35A, habiendo recibido ya diez ejemplares del nuevo caza polivalente hasta la fecha, siendo el más reciente el F-018 de serie (c/n AN-18), que se entregó el 28 de mayo de 2021. Mientras tanto, el escuadrón nº 302 empezará a recibir pronto los cuatro MQ-9A Block 5 Reapers de la RNLAF, el primero de los cuales se entregó en Estados Unidos el 7 de julio de 2021.

Los restantes F-16 de la RNLAF seguirán operando desde Volkel hasta mediados de 2024. Aunque los F-16 volverán ocasionalmente a Leeuwarden para realizar ejercicios, ya no tendrán una base permanente allí, lo que marcará el fin de una era en la historia de la base.