La USAF aumentará la flota de BACN con seis E-11A más

En un esfuerzo por reforzar su flota de nodos de comunicación aerotransportados en el campo de batalla (BACN), la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) ha esbozado su plan para adquirir otros seis aviones Bombardier E-11A en los próximos cinco años.

El servicio reveló su intención el 5 de febrero, confirmando que pretende adquirir otros seis E-11A para finales de 2026. El anuncio se produce apenas unas semanas después de que la USAF adjudicara a Northrop Grumman un contrato de 3.600 millones de dólares para seguir apoyando la operación y el mantenimiento de la flota de BACN del servicio.

E-11A BACN [USAF/Mark Herlihy]
The USAF revealed on February 5, 2021, that it intends to procure six more Bombardier E-11A aircraft in a bid to strengthen its BACN fleet. The aircraft will be delivered over a five-year period, starting from June 2021 and concluding by the end of 2026. USAF/Mark Herlihy

En un comunicado de prensa, la USAF dijo que el equipo de la oficina del programa BACN "ha asegurado la financiación adicional para el primer avión, y las negociaciones del contrato sobre un acuerdo de compra están actualmente en curso". Añadió que el contrato para el primer E-11A se adjudicará a finales de marzo y que la plataforma se entregará al servicio antes del 30 de junio de 2021.

Andy Manvell, jefe adjunto del programa BACN de la USAF, señaló que el "BACN es una herramienta crítica en la que los comandantes saben que pueden confiar. Saben que no podrían establecer comunicaciones sin ella. Es una herramienta muy importante, y definitivamente ha ayudado a salvar vidas. Imagínese que alguien le dispara y no hay apoyo. BACN ayuda a garantizar que ese apoyo llegue".

El BACN de Northrop Grumman es un sistema de retransmisión y pasarela de comunicaciones aéreas a gran altura que se emplea para ayudar a distribuir las comunicaciones de voz en el espacio de batalla. Está integrado en la flota de cuatro vehículos aéreos no tripulados (UAV) EQ-4B Global Hawk de gran altitud y larga resistencia (HALE) de la USAF, así como en los tres aviones E-11A restantes del servicio. El E-11A es una variante militarizada y ampliamente modificada de la familia de aviones de negocios Global 6000 de Bombardier. La USAF perdió su cuarto E-11A el 27 de enero de 2020, cuando se estrelló durante sus operaciones en Afganistán.

Los resultados de la investigación oficial sobre ese accidente se publicaron el 21 de enero de 2021. En ella se concluía que un aspa del ventilador se había soltado en el motor izquierdo, provocando su parada. La tripulación identificó erróneamente el motor con el problema y apagó el motor derecho, que era el único operable. Esto dejó a la aeronave sin potencia alguna y ninguno de los dos motores se volvió a poner en marcha. La tripulación intentó planear hasta el aeródromo de Kandahar, pero no estaba a su alcance y el E-11A se estrelló en un campo y quedó destruido, muriendo los dos tripulantes.