Leonardo y Northrop Grumman entregarán punteros y rastreadores CIRCM al Ejército de Estados Unidos

Leonardo y Northrop Grumman han firmado un acuerdo de cinco años para que Leonardo suministre punteros/seguidores para el programa de contramedidas infrarrojas comunes (CIRCM) del Ejército de Estados Unidos, que entra en fase de producción a pleno rendimiento.

Con este acuerdo, Leonardo podría suministrar más de 1.200 punteros rastreadores. Esta cantidad se sumará a los 500 que la empresa ya ha entregado al programa CIRCM de Northrop Grumman, que vio las primeras entregas en 2016 al Ejército de Estados Unidos.

Leonardo diseñará, producirá y entregará los punteros/seguidores desde su sede en Edimburgo (Reino Unido), donde se produce la tecnología de contramedidas de infrarrojos dirigidos (DIRCM) de la empresa para el Reino Unido y sus aliados.

CIRCM tracker/Pointer
CIRCM incorporates a Leonardo pointer/tracker. Northrop Grumman

El sistema CIRCM es una contramedida que protegerá a las tripulaciones del ejército estadounidense y a sus aviones de los misiles entrantes. El CICRM funciona apuntando al misil entrante y "deslumbrando" el sistema de guiado de la amenaza con un potente láser. El corazón del sistema es el puntero/rastreador de Leonardo, que dirige el láser con precisión hacia el buscador del misil desde una distancia lejana, mientras el misil y la aeronave se mueven rápidamente en múltiples direcciones.

Con un fuerte sentido del compromiso, Leonardo continuó la entrega de unidades durante la pandemia de Covid-19. Tras una exitosa actividad de pruebas y evaluaciones operativas iniciales (IOT&E) de seis meses de duración con el Ejército de Estados Unidos, el sistema CIRCM equipará aviones del Ejército de Estados Unidos como el Boeing CH-47 Chinook, el Lockheed Martin UH-60 Black Hawk y el Boeing AH-64 Apache.