Levantamiento de la varada del B-17 'Sally B

El histórico bombardero volverá al circuito de exhibición tras superar con éxito las inspecciones de su fuselaje

En la tarde del 22 de junio, B-17 Preservation, la empresa con sede en Duxford que explota el Boeing B-17G Flying Fortress Sally B, anunció que el avión reanudará sus operaciones de vuelo por primera vez en 2023, tras cinco semanas de inmovilización para someterse a inspecciones de conformidad con una directiva de aeronavegabilidad.

La Administración Federal de Aviación de EE.UU. exigió a todos los operadores de B-17 que revisaran los racores del larguero principal de sus aviones en busca de grietas. En Estados Unidos se descubrió que el ala de babor del B-17G Aluminum Overcast de la Experimental Aircraft Association se había desplazado 5 cm en uno de sus puntos de fijación. IWM Duxford proporcionó a Sally B espacio en el hangar del edificio AirSpace, donde se llevaron a cabo las inspecciones necesarias mediante ensayos no destructivos. Con todo en orden, el avión fue declarado conforme con las comprobaciones exigidas por la FAA.

El Sally B participará en el Summer Air Show de Duxford, del sábado 24 al domingo 25 de junio, y está previsto que los vuelos de entrenamiento de la tripulación comiencen hacia el mediodía del viernes 23 de junio, tanto en Duxford como en el cercano aeropuerto de Cambridge. El B-17 tiene previstas varias apariciones este año, entre ellas un viaje a Francia para el evento Air Legend Paris Villaroche en septiembre.

Para donar a la conservación del B-17 y unirse al club de simpatizantes de Sally B, visite www.sallyb.org.uk.

B-17G Sally B displaying at East Kirkby in 2021.
B-17G Sally B displaying at East Kirkby in 2021. BEN DUNNELL