Lockheed Martin se adjudica un contrato de renovación de la aviónica del U-2

Lockheed Martin's Skunk Works continuará evolucionando la flota de U-2S Dragon Lady de la USAF, después de haber sido contratada para proporcionar actualizaciones de aviónica y sistemas para el avión de reconocimiento de gran altitud del servicio.

El contrato, valorado en 50 millones de dólares, permitirá a Lockheed Martin proporcionar una serie de mejoras en la aviónica, el ordenador de misión y la cabina de mando de la plataforma, como parte de los planes de modernización de la flota de U-2S del servicio.

Lockheed U-2S [USAF/SA Gracie I Lee] #1
USAF/SA Gracie I Lee

Estas mejoras incluyen la integración de un conjunto actualizado de aviónica para modernizar los sistemas de a bordo de la aeronave de modo que pueda aceptar y utilizar fácilmente la nueva tecnología. Un nuevo ordenador de misión diseñado principalmente para incorporar el estándar de sistemas de misión abierta (OMS) de la USAF permitirá al Dragon Lady una mayor integración con otros sistemas en los dominios aéreo, cibernético, terrestre, marítimo y espacial en niveles de seguridad dispares. Se añadirán nuevas y modernas pantallas en la cabina para facilitar el trabajo del piloto y mejorar la presentación de los datos recogidos por la aeronave, lo que permitirá tomar decisiones más rápidas y mejor informadas.

Irene Helley, directora del programa U-2 de Lockheed Martin, dijo: "Como avión probado, ágil y fiable, el U-2S es el sistema de gran altitud [de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR)] más capaz de la flota actual. El contrato de actualización técnica de la aviónica continuará nuestro compromiso de proporcionar un avión de primera clase a nuestros combatientes, garantizando la seguridad global ahora y en el futuro".

En virtud del contrato, Lockheed Martin dirigirá el proceso de diseño, integración y pruebas de los nuevos componentes. Se espera que el despliegue provisional de los sistemas comience a mediados de 2021 y que la modificación de la flota comience a principios de 2022. Con esta actualización, el U-2S se convertirá en el primer avión de la USAF totalmente compatible con la OMS.