Múltiples víctimas mortales en el accidente del C-130H filipino

Un transporte táctico Lockheed C-130H perteneciente a la Fuerza Aérea de Filipinas (PAF) se estrelló cuando intentaba aterrizar en el aeropuerto de Jolo, en la isla de Jolo, en la provincia de Sulu, el 4 de julio, causando la muerte de 47 personas.

El incidente se produjo aproximadamente a las 11.30 horas (hora local), cuando el transporte táctico recién entregado -de serie 5125- rebasó la pista y trataba de recuperar la potencia para dar una vuelta. La aeronave, que pertenecía al 222º Escuadrón de Transporte Aéreo de la PAF en la Base Aérea de Mactan-Benito Ebuen, en Cebú, se estrelló cerca de una aldea próxima a la localidad montañosa de Patikul, en Sulu, donde se incendió y quedó destruida.

Philippine C-130H formal induction 4-7-21 [Def Sec of the Philippines]
Philippine Air Force C-130H Hercules 5125 at its formal induction ceremony on February 18, 2021. This was the aircraft destroyed in a crash on July 4, 2021. Defence Secretary of the Philippines

Había 95 personas a bordo, incluidos tres pilotos y otros cinco miembros de la tripulación, mientras que el resto era personal del ejército filipino. De ellos, 49 militares heridos fueron rescatados de los restos del avión y trasladados al hospital para ser atendidos, junto con cuatro civiles en tierra. En total, 47 de los que iban a bordo del C-130H murieron, junto con tres civiles en tierra.

Al anochecer del 4 de junio, un total de 32 militares habían sido trasladados para recibir tratamiento en la ciudad de Zamboanga, mientras que 18 seguían confinados en el hospital de la 11ª División de Infantería en Barangay Busbus, Jolo. El Hércules había partido originalmente de la Base Aérea Coronel Jesús Villamor, en Pasay City, antes de detenerse en el aeropuerto de Cagayan de Oro-Lumbia para recoger tropas y llevarlas al aeropuerto de Jolo.

El C-130H implicado en este incidente era un antiguo ejemplar de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF), que no había sido entregado a la PAF hasta el 29 de enero de este año, antes de ser incorporado formalmente al servicio operativo filipino el 18 de febrero. Este avión fue entregado inicialmente a la USAF en febrero de 1988 y llevaba el número de serie 87-9284 hasta su entrega a Filipinas a principios de este año.