Primer WC-135R Constant Phoenix entregado al Ala 55

L3HARRIS Technologies ha entregado el primero de los tres antiguos KC-135R Stratotanker que están siendo convertidos a la configuración WC-135R Constant Phoenix para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos.

La aeronave terminada, con número de serie 64-14836, fue revelada por primera vez por la empresa en una publicación en LinkedIn alrededor del 18 de junio en la que se celebraba un millón de horas de trabajo sin accidentes en sus instalaciones de Greenville, Texas.

Las pruebas de vuelo de la aeronave comenzaron entonces en Greenville, donde se observó por primera vez que realizaba vuelos de prueba el 24 de junio, antes de ser entregada el 11 de julio al Ala 55 del Aeropuerto Municipal de Lincoln (Nebraska).

The first of three new WC-135R Constant Phoenix aircraft for the US Air Force, serial number 64-14836, arrives at Lincoln Municipal Airport, Nebraska, on July 11 to join the 55th Wing after being converted by L3Harris Technologies at its facility in Greenville, Texas
The first of three new WC-135R Constant Phoenix aircraft for the US Air Force, serial number 64-14836, arrives at Lincoln Municipal Airport, Nebraska, on July 11 to join the 55th Wing after being converted by L3Harris Technologies at its facility in Greenville, Texas USAF/55th Wing

La unidad tiene normalmente su base en la Base de la Fuerza Aérea de Offutt, Nebraska, pero ha estado operando desde la base de la Guardia Nacional Aérea de Nebraska en Lincoln desde abril del año pasado mientras se lleva a cabo una importante renovación de la pista en Offutt. Está previsto que el Ala 55 regrese a casa el 1 de marzo de 2023.

Sólo queda en servicio uno de estos aviones denominados "nucléo-sniffer", el WC-135W 61-2667, que será retirado cuando se entregue el 64-14836, lo que estaba previsto para algún momento de julio. Los dos KC-135R restantes para la conversión son el 64-14829 y el 64-14831, de los cuales el último está actualmente almacenado en Greenville a la espera de su turno para la modificación, mientras que el primero se cree que todavía está operativo. Los aviones se utilizan para vigilar la radiación y tomar muestras de partículas radiactivas en el aire a una distancia segura de cualquier incidente nuclear utilizando un equipo especializado de investigación atmosférica avanzada.