Finnair cambia las alas por las ruedas

La aerolínea de bandera con sede en Helsinki ha anunciado cambios importantes en dos rutas nacionales clave.

Finnair está a punto de reorganizar su oferta nacional tras revelar que suprimirá los vuelos a dos ciudades. Alegando consideraciones económicas y medioambientales, la aerolínea de bandera ha confirmado sus planes de sustituir por completo las conexiones aéreas desde su base de Helsinki a Turku y Tampere -una de las más cortas de su red- por conexiones en autobús a partir del 1 de mayo.

"Los vuelos son muy cortos, y el número relativamente bajo de pasajeros -alrededor de un 35% de factor de ocupación medio- en estas rutas hace que tengan unas emisiones de CO2 por pasajero más elevadas que muchas otras rutas cortas de nuestra red. El transporte por carretera o ferrocarril es una opción más sostenible para las conexiones entre el aeropuerto de Helsinki y estas ciudades", explicó Perttu Jolma, vicepresidente de redes de Finnair.

"Entendemos que esta decisión decepcionará a los clientes que han utilizado los vuelos, y lamentamos las molestias que esto les ocasiona. Sin embargo, debemos tener en cuenta consideraciones tanto económicas como medioambientales."

La compañía añadió que la mayoría de los clientes que llegaban a Helsinki para enlazar con vuelos de Finnair lo habían hecho en transporte terrestre incluso antes de la pandemia de COVID-19, y señaló que el 70% de los miembros de Finnair Plus con domicilio en Tampere iniciaban sus viajes en la capital, a pesar de la disponibilidad de múltiples vuelos diarios.

En consecuencia, Finnair ya ha sustituido sus servicios de mediodía a Turku y Tampere -ambas situadas a 100 millas y unos 25 minutos de vuelo de la capital- por autobuses más sostenibles desde el punto de vista medioambiental. Los vuelos restantes también serán sustituidos por servicios de autobús hasta cuatro veces al día este verano.

Las conexiones en autobús se realizarán con los números de vuelo habituales de Finnair y, según ha confirmado la aerolínea, podrán adquirirse junto con una conexión desde Helsinki. Los autobuses, propulsados por biodiésel, dispondrán de conexión a Internet y carga USB, y Finnair garantiza las conexiones en caso de retrasos en los trayectos de ida o de vuelta. Los pasajeros que utilicen este servicio también podrán disfrutar de facturación prioritaria, entrega de equipajes y seguridad acelerada.