Ryanair revela su plan de entrada en servicio del 737 MAX

Al tiempo que anunciaba importantes pérdidas financieras, la compañía de bajo coste expuso su calendario de entrada en servicio del asediado avión

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair espera recibir hasta 30 aviones Boeing 737 MAX antes del próximo verano, y sus primeros fuselajes llegarán a principios del año que viene.

Se espera que la aerolínea -que registró pérdidas de 411 millones de euros (370 millones de libras) en el primer semestre de 2020- acepte la nueva serie 200, que es una versión ligeramente modificada del MAX 8 capaz de transportar 200 pasajeros.

737 MAX
Two of Ryanair's yet to be delivered MAXs seen here at Renton Municipal Airport, Seattle in September 2019. Key/Thomas Haynes

En una declaración a los inversores, la aerolínea dijo que "sigue comprometida con el Boeing 737" y que los nuevos aviones de fuselaje estrecho le permitirán crecer hasta los 200 millones de pasajeros al año en los próximos cinco o seis años.

La compañía esperaba inicialmente recibir sus primeros aviones en abril de 2019, pero la inmovilización mundial del tipo retrasó su introducción.

La aerolínea irlandesa tiene un pedido de 135 ejemplares que firmó con el fabricante de aviones estadounidense el 28 de noviembre de 2014.

La firma reveló que había recibido "reembolsos de proveedores" de Boeing en el segundo trimestre de este año y que no se concretarían más discusiones de compensación

Mientras tanto, los ingresos de Ryanair en el primer semestre de 2020 -en comparación con el mismo periodo del año anterior- cayeron un 78%, hasta 1.180 millones de euros (1.060 millones de libras), ya que el tráfico se redujo un 80%, hasta 17,1 millones.

Toda la flota del grupo estuvo en tierra desde mediados de marzo hasta finales de junio, ya que los gobiernos europeos aplicaron prohibiciones de viaje y cierres generalizados de población en un intento de frenar la propagación del COVID-19. Como resultado, Ryanair afirma que la mayor parte de sus ingresos del primer semestre de este año se obtuvieron en el segundo trimestre.

La aerolínea predice que los próximos seis meses serán "enormemente desafiantes" para ella y que espera transportar aproximadamente 38 millones de pasajeros, aunque esta cifra podría reducirse si "los gobiernos de la UE siguen gestionando mal los viajes aéreos e imponen restricciones de viaje descoordinadas este invierno".

La empresa también espera registrar mayores pérdidas en el segundo semestre del año fiscal en comparación con el primero.