Se lanzan campañas para financiar los grandes proyectos de Vulcan y Shackleton

El Museo del Aire de Newark ha puesto en marcha un par de campañas de recaudación de fondos para contribuir a los importantes proyectos de restauración de dos de sus aviones Avro.

El Shackleton WR977, adquirido por el museo el pasado mes de diciembre, será sometido a importantes reparaciones estructurales relacionadas con los dos conjuntos del tren de aterrizaje principal.

El dinero recaudado se destinará a la instalación de zócalos de elevación y a la fabricación de almohadillas/cabezales de elevación para poder reparar las patas del tren de aterrizaje principal del bombardero de pistón.

Avro Shackleton WR977 was acquired by the museum in December 2021 in the knowledge that some significant structural repairs were required.
Avro Shackleton WR977 was acquired by the museum in December 2021 in the knowledge that some significant structural repairs were required. Newark Air Musuem

"Hasta que no se haya completado este trabajo, no podremos reabrir este avión en particular para nuestras fabulosas visitas a la cabina", dice un comunicado del museo.

El otro objeto de los esfuerzos de recaudación de fondos del museo es el Vulcan XM594, al que se le están realizando trabajos de repintado en las superficies superiores de las alas. El dinero recaudado se destinará a los gastos de contratación e instalación de andamios.

The work on Vulcan XM594 is anticipated to take up to ten weeks and on certain occasions could limit the public access to the aircraft.
The work on Vulcan XM594 is anticipated to take up to ten weeks and on certain occasions could limit the public access to the aircraft. Newark Air Museum

A lo largo de la próxima semana, se levantará la estructura metálica en el morro y en el ala de estribor del bombardero, que también fue adquirido en diciembre del año pasado. Esto permitirá a los equipos de pintura del museo trasladarse a la aeronave para llevar a cabo algunos trabajos de renovación y repintado muy necesarios durante el verano.

Se prevé que los trabajos duren hasta diez semanas y que en algunas ocasiones puedan limitar el acceso del público al avión.

Las donaciones para el proyecto Shackleton pueden hacerse aquí, mientras que la campaña del Vulcan puede apoyarse aquí.