Spitfire en condiciones de volar con destino a Turquía

El museo de vuelo de Sivrihisar recibe un veterano MkIX tras su restauración
The fuselage of Spitfire IX MA764 under restoration in the Biggin Hill Heritage Hangar.
The fuselage of Spitfire IX MA764 under restoration in the Biggin Hill Heritage Hangar. JOHN SANDERSON

El veterano de combate Supermarine Spitfire IX MA764/G-MCDB ha sido adquirido a Peter Monk, con base en Biggin Hill, por un nuevo propietario en Turquía y, tras completar su restauración para volar en el Biggin Hill Heritage Hangar, se espera que llegue a Sivrihisar, en la provincia de Eskisehir, a 85 millas al suroeste de Ankara, en marzo de 2024.

Turquía utilizó tres variantes de Spitfire con motores Merlin, el MkI, el V y el IX, pero no conservó ninguno, lo que ha dejado un gran vacío en el Museo de las Fuerzas Aéreas Turcas de Estambul. Ali Ismet Öztürk, piloto profesional de exhibiciones aéreas, diseñador de aviones acrobáticos y empresario de la aviación, declaró que el Museo del Aire y el Espacio MSÖ de Sivrihisar y el adyacente Centro de Aviación de Sivrihisar habían llegado a un acuerdo para adquirir el caza: "Con el acuerdo alcanzado, el MA764 volverá a volar con el número de ala 04". Este era el número de código de la máquina pilotada por Necati Artan, uno de los pilotos de combate más famosos de Turquía, que voló Spitfires y en 1955 fundó el equipo acrobático Flying Swans, equipado con F-86 Sabre.

El Museo del Aire y del Espacio MSÖ ya opera dos conocidos aviones históricos, el antiguo Old Flying Machine Company North American P-51D Mustang Ferocious Frankie -residente en Sivrihisar desde 2018- y el Douglas DC-3 Turkish Delight, que antes fue HB-IRJ y voló con los colores de Breitling en el circuito europeo de exhibiciones. El museo también cuenta en su flota con ejemplares en condiciones de volar del T-6 Texan norteamericano, el Boeing Stearman Modelo 75, el Antonov An-2 y el Cessna 195.

Originalmente asignado al Escuadrón nº 122 (Bombay) en Gravesend, Kent, el 10 de agosto de 1943, el 25 de noviembre de ese año el MA764 -junto con otros 10 aviones de la unidad- realizó un barrido de cazas en la zona de Lille, en el norte de Francia. Alrededor de las 16.00 horas, los Spitfires fueron atacados por Messerschmitt Bf 109 G, y el MA764, pilotado por el sargento Donald Bostock, sufrió un impacto de bala en un tubo de glicol. El motor Merlin empezó a sobrecalentarse y luego se incendió, obligando a Bostock a abandonar el avión. Consiguió eludir la captura durante dos meses y regresar a Gran Bretaña en enero de 1944. Los restos del MA764 fueron recuperados en noviembre de 2005.