Un informe destaca los retos medioambientales del sector de la defensa en el Reino Unido

Las empresas aeroespaciales y de defensa del Reino Unido deben "replantearse fundamentalmente" cómo afrontar el creciente número de retos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), incluidos los esfuerzos militares por reducir la huella de carbono, según un nuevo informe.

Publicado por Strategy&, la empresa de consultoría estratégica de PricewaterhouseCooper (PwC), el informe - ESG: A chance to rethink strategy (ESG: una oportunidad para repensar la estrategia) - pone el foco en la diversidad y la sostenibilidad como algunos de los retos más significativos para la industria en los próximos años, con Net Zero señalado como el mayor de todos debido a la escala de cambio requerida.

An RAF Voyager
The UK Chief of the Air Staff has set the RAF a goal of reaching Net Zero by 2040, in addition to fielding a zero emission aircraft by the end of the decade. UK MOD/Crown copyright

El informe - ESG: A chance to rethink strategy - pone el foco en la diversidad y en las cadenas de suministro sostenibles/éticas como dos de los mayores obstáculos a superar en todo el sector, con Net Zero señalado como el mayor desafío potencial debido a la escala del cambio requerido, combinado con la falta de soluciones comercialmente viables para los desafíos técnicos.

El gobierno del Reino Unido liderará la cumbre climática COP26 que se celebrará en Glasgow en noviembre de este año, y el informe subraya el papel clave que desempeña para impulsar el cambio en el sector aeroespacial y de defensa. En un comunicado de prensa del 14 de julio, PwC afirmaba que el Ministerio de Defensa del Reino Unido produce más de la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del gobierno británico, mientras que la aviación representa dos tercios del consumo de combustible del Ministerio.

Diane Shaw, responsable de aeroespacial, defensa y seguridad en EMEA de Strategy&, comentó: ["El gobierno del Reino Unido tiene una gran oportunidad de impulsar la innovación y cambiar los comportamientos en los sectores de la defensa y la aviación civil, no sólo en su país, sino en todo el mundo.

"Al fin y al cabo, nuestro sector de la defensa existe para proteger a nuestra gente y promover la prosperidad y, como muestra nuestro informe, esto sólo puede lograrse con un enfoque claro en todos los aspectos de ESG. Sin eso, el sector fracasa en su propósito".

El informe pretende salvar la brecha existente entre el pensamiento de alto nivel en materia de ASG y las orientaciones técnicas, ofreciendo a las organizaciones un marco para reflexionar y poner en marcha iniciativas para afrontar los retos que se avecinan, como la Red Cero.

Curiosamente, el Mariscal Jefe del Estado Mayor del Aire, Mike Wigston, en su intervención en la Conferencia Mundial de Jefes del Aire de 2021, celebrada el 14 de julio, se refirió a los objetivos clave en materia de diversidad y emisiones que la RAF está trabajando para aplicar en los próximos años.

En su discurso de apertura, Wigston afirmó que la sostenibilidad medioambiental es una prioridad creciente.

"Sé que probablemente estén pensando que es una locura escuchar a un jefe de la aviación y el espacio hablar de esto, sin embargo el imperativo es claro: nuestros políticos nos lo exigirán cada vez más, porque nuestro público nos lo exige. Los jóvenes de la Real Fuerza Aérea nos exigen a mí y al equipo directivo que tomemos la iniciativa en este sentido", dijo Wigston a los delegados.

Continuando, Wigston dijo: "En el Reino Unido, la actual legislación gubernamental exige que todas las emisiones de gases de efecto invernadero sean netas para 2050, pero yo he planteado a la RAF el reto de ser netas para 2040, porque todo lo que veo y oigo me dice que esa fecha de 2050 se adelantará".

"La forma en que alimentamos nuestros aviones, la forma en que alimentamos nuestras bases, la forma en que hablamos con nuestra cadena de suministro, con nuestros proveedores industriales sobre sus prácticas de carbono y sostenibles, van a ser cosas que vamos a tener que abordar. Llevará décadas y tenemos que empezar ahora".

Para ello, Wigston dijo que no era algo que la RAF pudiera lograr "de forma aislada" y que un esfuerzo global colectivo con otras fuerzas aéreas podría ser el desarrollo para abordar el desafío. Además, un elemento importante de cualquier método para reducir las emisiones de la aviación militar tendría que venir a través de la comercialización de la producción de combustible de aviación sostenible y garantizar que fuera rentable y estuviera disponible para la aviación civil.

"Nuestras plataformas de la RAF ya pueden operar con una mezcla 50:50 en la actualidad, y lo haríamos si existiera un suministro asegurado", explicó Wigston. "También he iniciado una actividad para que nuestras plataformas estén preparadas con combustible de aviación 100% sintético, y estoy decidido a que tengamos nuestro primer avión de cero emisiones operativo a finales de esta década, que convenientemente será nuestro avión de experiencia aérea para jóvenes, para cadetes aéreos, cadetes universitarios y formación de vuelo elemental".

Otros beneficios para el servicio gracias a los combustibles más puros de los motores son un menor mantenimiento, una mayor vida útil de los equipos y una reducción del ruido, el calor y las señales visuales, como las estelas de condensación, dijo Wigston.

La Oficina de Capacidades Rápidas de la RAF lidera actualmente los proyectos de combustibles sintéticos, incluidos los avances en la tecnología de conversión de residuos en combustible y los electrocombustibles.

Por Richard Thomas