Un piloto sale despedido de un F-35B en un extraño accidente en Texas

El 15 de diciembre, un F-35B Lightning II de Lockheed Martin sufrió un extraño incidente al aterrizar en la pista compartida de la Base Naval Aérea de Reserva Conjunta (NAS-JRB) de Fort Worth (Texas).

El incidente se produjo poco antes de las 10.15 horas en la base de Texas, que comparte la pista 18/36 con la adyacente Planta 4 de la Fuerza Aérea, una instalación de producción propiedad del gobierno y operada por contratistas, propiedad de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) y utilizada por Lockheed Martin para construir los F-35 Lightning II y los cazas F-16 Fighting Falcon. Se ha informado de que el F-35B de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL) implicado en este incidente (cuya serie aún no se ha confirmado) era propiedad de Lockheed Martin (antes de una posible entrega a un país cliente) y probablemente regresaba a casa tras un vuelo de prueba.

This image offers a good view of the landing configuration employed by the STOVL-configured F-35B Lightning II. The aircraft involved in the incident at NAS-JRB Fort Worth in Texas on December 15, 2022, is believed to have been owned by Lockheed Martin.
This image offers a good view of the landing configuration employed by the STOVL-configured F-35B Lightning II. The aircraft involved in the incident at NAS-JRB Fort Worth in Texas on December 15, 2022, is believed to have been owned by Lockheed Martin. US Navy/Mass Communication Specialist 3rd Class Levingston Lewis

Las imágenes de vídeo filmadas por curiosos fuera del perímetro de la base mostraban al F-35B planeando sobre el final de la pista, con la tobera de escape y el sistema Lift Fan configurados para operaciones STOVL, que es la configuración típica empleada por los pilotos al aterrizar el avión. Desde cierto ángulo, también parece que la puerta del compartimento de armas del Lightning II también podría haber estado abierta en el momento del incidente.

Cuando el F-35B aterriza en la pista compartida, las imágenes de vídeo muestran cómo la aeronave rebota brevemente en el aire antes de precipitarse de morro contra el suelo y comenzar a girar. El piloto se eyectó de forma segura de la aeronave incontrolable a ras de suelo justo antes de que se detuviera, apoyándose en el morro, un indicador clave de que su tren de aterrizaje delantero se había desplomado. A continuación puede ver un vídeo del incidente.

Tras el incidente, Lockheed Martin emitió el siguiente comunicado: "Somos conscientes del accidente del F-35B en la pista compartida de la Base Aérea Naval de la Reserva Conjunta en Forth Worth y entendemos que el piloto se eyectó con éxito. La seguridad es nuestra prioridad y seguiremos los protocolos de investigación apropiados."

No se han facilitado públicamente detalles adicionales sobre este caso de desgaste. Sin embargo, el incidente se produjo poco después de que un F-35B perteneciente al Escuadrón de Ataque de Cazas 121 (VMFA-121) 'Green Knights' del Cuerpo de Marines de EE.UU. (USMC) sufriera un colapso del tren de morro mientras era remolcado por una pista de rodaje en la Base Aérea de Kadena en Okinawa, Japón, después de que la aeronave hubiera realizado un aterrizaje de precaución. También se produce después de que un F-35A de la USAF -asignado al Ala de Caza 388 (FW)- se estrellara mientras se aproximaba para aterrizar en la pista 14 de la Base Hill de la Fuerza Aérea (AFB) en Utah el 20 de octubre. El piloto también se eyectó de la aeronave y fue recogido por los equipos médicos antes de ser trasladado a un centro médico local para su observación. Este último suceso de desgaste también provocó un incendio forestal de 10 acres que fue extinguido por los bomberos de Utah. La causa de ambos incidentes, junto con la de este último, sigue siendo desconocida.

Following the incident, Lockheed Martin issued the following statement: “We are aware of the F-35B crash on the shared runway at Naval Air Station Joint Reserve Base in Forth Worth and understand that the pilot ejected successfully. Safety is our priority, and we will follow appropriate investigation protocols.”

No additional details have been provided publicly regarding this attrition case. However, the incident occurred shortly after an F-35B belonging to the US Marine Corps’ (USMC’s) Marine Fighter Attack Squadron 121 (VMFA-121) ‘Green Knights’ suffered a nose gear collapse while it was being towed down a taxiway at Kadena Air Base in Okinawa, Japan, after the aircraft had carried out a precautionary landing. It also comes after a USAF F-35A – assigned to the 388th Fighter Wing (FW) – crashed while on approach to land on Runway 14 at Hill Air Force Base (AFB) in Utah on October 20. The pilot also ejected from the aircraft and was picked up by medical teams before being taken to a local medical centre for observation. The latter attrition event also caused a 10-acre wildfire which was extinguished by Utah firefighters. The cause for both of these incidents, along with this latest one, remains unknown.